Cómo cuidar los dientes de leche de nuestros hijos

Cómo cuidar los dientes de leche de nuestros hijos

Los dientes de leche son muy importantes en el desarrollo infantil, por lo que es imprescindible cuidarlos bien. ¿Qué papel desempeñan? ¿Qué se debe hacer para mantenerlos sanos? ¿Cuál es la mejor técnica de cepillado para los bebés? ¿Cómo puedo hacer que los niños desarrollen un hábito de higiene bucal adecuado desde temprano? Encuentra todas las respuestas a estas preguntas en este artículo.

¿Sabías que….?

Los humanos desarrollan dos denticiones a lo largo de su vida. La primera se conoce comúnmente como “dientes de leche” y aparece entre los seis meses y los dos años y medio. Esta dentición es temporal y está compuesta por 20 piezas:

  • 8 incisivos
  • 4 caninos
  • 8 molares

Aunque no se conservan durante demasiado tiempo, los dientes de leche son vitales para el desarrollo del niño, ya que contribuyen al desarrollo del lenguaje, a la alineación de la dentadura definitiva y a la masticación.

¿Son frágiles los dientes de leche?

Los dientes de leche son más pequeños y más gruesos que los definitivos. El esmalte y la dentina son más finos y están menos mineralizados, por lo que son más vulnerables ante la caries.

Por este motivo, es muy importante mantener un cuidado adecuado de los dientes de leche de los niños y enseñarles los principios de una dieta sana.

El consumo de alimentos con alto contenido en azúcar, no cepillarse los dientes lo suficiente y no visitar al dentista con la frecuencia necesaria favorece la aparición de problemas bucales, e incluso de caries durante la adolescencia.

Algunos consejos y recomendaciones para cuidar los dientes de leche de nuestros hijos

La rutina de limpieza es imprescindible para mantener una buena salud bucodental. Sigue estos consejos para evitar la formación de caries en los dientes de tus hijos:

  • Empieza por cepillar las encías de tu bebé con un cepillo de dientes suave durante el baño, o deja que lo haga él mismo siempre que lo vigiles tú. Esto convertirá el cepillado de los dientes en parte de la rutina de limpieza.
  • Los niños de menos de tres años pueden usar un poquito de dentífrico familiar que contenga un mínimo de 1.000 partes por millón de flúor. Las pastas de dientes con menos flúor no resultan eficaces contra la caries. Los niños de entre tres y seis años deben utilizar una cantidad de pasta del tamaño de un guisante y que contenga entre 1.350 y 1.500 ppm de flúor. Puedes buscar esta información en el envase de tu dentífrico o consultar a tu dentista.
  • Ten cuidado de que el niño no se trague la pasta ni la chupe del tubo.
  • Cepíllale los dientes al niño al menos dos minutos dos veces al día, una de ellas antes de irse a la cama y la otra en algún momento a lo largo del día. Enséñales a escupir el exceso de pasta en vez de enjuagarse con mucha agua.
  • Hasta los siete u ocho años, vigila a los niños mientras se cepillan los dientes, ya sea cepillándoles tú u observándoles mientras lo hacen ellos mismos. A partir de los siete u ocho años los niños deben ser capaces de cepillarse los dientes solos, aunque no está de más observarles de vez en cuando para asegurarse de que lo están haciendo bien y durante no menos de dos minutos.

Las caries las causa el ácido creado por las bacterias que se encuentran en la boca. Este ácido ataca el esmalte y puede causar pequeñas manchas blancas que, aunque son diminutas, se notan a simple vista. Una buena forma de inspeccionar los dientes de los niños en busca de signos de caries antes de su primera revisión de salud bucodental es visitar al dentista, al pediatra o al médico de cabecera.

Los dientes de leche se empiezan a caer a los 5 o 6 años, y el proceso dura hasta los 10 u 11. A partir de los 6 años comienza a aparecer la segunda dentición y es recomendable adoptar nuevos hábitos de higiene bucodental.

Solicita tu 1ª Visita Gratuita

* indicates required




 

6 consejos para cuidar los dientes de nuestros hijos

6 consejos para cuidar los dientes de nuestros hijos

Crear hábitos desde los primeros años de nuestros hijos, es siempre un desafío.  Hacer de la visita al dentista una actividad regular y natural para ellos,  es de los mayores aportes que podemos hacer como padres a su futura salud bucal.

Cuando los niños desde pequeños se acostumbran a la dinámica de visitar al odontólogo, pierden el miedo, se familiarizan con el equipamiento, confían y se sienten cercanos a su dentista y al entorno de la clínica;  en definitiva, incorporar este hábito les hará ver esta actividad como parte de aquellas que son indispensables para su auto cuidado, y estará presente en ellos de modo natural a lo largo de su vida.

Aquí te dejamos 6 consejos para cuidar los dientes de tus niños y así evitar posibles caries y enfermedades:

1. Lavarse los dientes después de cada comida, en especial antes de acostarse por la noche.

2. Dedicar por lo menos 3 minutos al cepillado de dientes. Recordar cepillar todos los dientes no sólo los más visibles, los dientes laterales y la parte interna de éstos son igual de importantes.

3. Evitar alimentos con exceso de azúcares. Además de ser malos para la salud estos deterioran el esmalte erosionándolo y favoreciendo la aparición de caries. Prefiere  alimentos que fortalezcan los dientes, principalmente lácteos, verduras y frutas.

4. Cambiar el cepillo de dientes cada 3 meses, después de este periodo las cerdas del cepillo pierden efectividad dado que pierden su inclinación inicial.

5. Ayúdales con el cepillado de dientes para llegar a todos los sectores de su boca. Recién a los 7 u 8 años el niño es capaz de cepillarse correctamente los dientes si ya tiene el hábito creado.

6. Lleva a tus hijos al dentista por lo menos dos veces al año, así podrás prevenir muchas enfermedades y caries, y ayudar a mantener los dientes limpios y saludables.

Solicita tu 1ª Visita Gratuita

* indicates required




 

Consejos para cuidar tus encías

Consejos para cuidar tus encías

Tener una sonrisa que podamos mostrar orgullosos a todos nos reporta confianza y seguridad ya que sabemos la importancia que tiene una sonrisa saludable en nuestras relaciones con los demás. De hecho, el 90% de las personas asegura que la sonrisa es una de las primeras cosas en la que se fija cuando conoce a alguien.

Además de la apariencia, se ha demostrado que mantener tus dientes sanos y bonitos no solo es esencial para afianzar tu sonrisa, sino que los problemas dentales también afectan a tu salud general. Por eso, si no nos sentimos bien al sonreír, eso también nos puede acarrear problemas emocionales y de seguridad en uno mismo.

Por eso, desde Centro Dental Doctores Jiménez, queremos ofreceros en el día de hoy estos siete consejos para cuidar de vuestra sonrisa y conseguir unos dientes bonitos y sanos:

  • Buenos hábitos; es decir, cepillarte los dientes dos veces al día durante dos minutos y pasarte el hilo dental a diario es esencial para todos. Ambos hábitos son la mejor manera de luchar contra la caries dental y la enfermedad periodontal.
  • Una dieta llena de nutrientes. Al igual que sucede con el resto de tu cuerpo, tus dientes y encías necesitan que mantengas una dieta sana y equilibrada para estar sanos. Seguir una alimentación rica en vitaminas, minerales, antioxidantes y baja en azúcares, no solo es bueno para tu salud general sino también para tu bienestar oral.
  • Recibe chequeos dentales regulares. La continuidad es un factor clave en cualquier plan de salud y la salud oral no es una excepción. El hecho de visitarte a menudo con tu dentista mejora tu capacidad para detectar los problemas orales de manera temprana.
  • Cuídate. Mantener tu boca sana es una parte fundamental de tu salud general. Tener las encías sanas reduce el riesgo de sufrir un ataque cardíaco, una embolia cerebral, Alzheimer o incluso cáncer. Además, es importante mantener a tu dentista informado sobre cualquier cambio en tu salud general o en la toma de medicamentos.
  • Habla con tu dentista. Si tienes preguntas acerca de tu salud oral o de algún tratamiento, coméntalas con el dentista. De este modo, podrás entender el porqué de todas las situaciones y tomar una decisión fundamentada al respecto.
  • Confía en los profesionales de Centro Dental Doctores Jiménez. Tu dentista debe de ser un buen profesional, pero también es importante que sea una persona en la que puedas confiar. El cuidado dental es un servicio muy personalizado que requiere una buena relación entre el dentista y el paciente.
  • El tabaco es tu peor enemigo. Siempre se ha comentado que los fumadores se enfrentan a problemas en su salud bucodental porque afecta de manera directa a las encías. De hecho, fumar tiene infinidad de componentes negativos: altera la composición de la saliva, provoca halitosis, causa enfermedades periodontales etc.

Por otro lado, si el paso del tiempo ya ha hecho estragos en tus dientes, puede que necesites el auxilio de instrumentos especiales para reforzar o reemplazar dientes que han sufrido daño o se han perdido. Por eso, consulta con el especialista para actuar con prontitud contra los problemas dentales.

Solicita tu 1ª Visita Gratuita

* indicates required




 

Cómo ayudar a los niños a superar el miedo al dentista

Cómo ayudar a los niños a superar el miedo al dentista

Son muchos los pequeños que le tienen miedo al dentista, esto es bastante frecuente, hoy hablaremos de un tema que puede preocupar a los padres. Todas las personas sentimos temores y esto es una condición humana, un instinto de supervivencia, en algunos casos los miedos son difíciles de control y gracias a ellos podemos detectar los peligros.

El temor al dentista es bastante frecuente, especialmente en los más pequeños. Si nos preguntamos las razones por las que un niño le tiene miedo al dentista veremos que las razones son varias. Los niños no nacen con miedo al dentista sino que lo van teniendo a lo largo del tiempo, e ocasiones por vivencias y en otras porque los adultos se lo inculcaron.

Muchos pequeños sienten un gran miedo a sentir dolor, a pesar de los avances de la odontología los tratamientos continúan ocasionando ciertas molestias. En estos casos el miedo puede estar legitimado y se entiende que el mido aparezca por alguna mala experiencia previa. Pero en la mayoría de los casos es por historias que han escuchado y se les han atribuido a los dentistas.

También puede darse por falta de confianza al profesional. Los niños deberían acudir al odontólogo seguros que no van a ser maltratados, este trabajo corresponde a los padres. Los adultos serán los encargados de que el niño sienta confianza y refuerce los aspectos positivos.

Otro punto importante se relaciona al miedo a perder el control. Los niños saben que no son ellos los que eligieron el profesional sino que fueron sus padres, ante esta situación podrían llegar a sentir que no tienen el control de la situación. Pensemos en el proceso de una consulta, cuando ellos deberán sentarse, abrir la boca y seguir las órdenes de una persona que no conocen… es normal que los pequeños sientan cierto grado de desconfianza y se sientan más vulnerables.

Solicita tu 1ª Visita Gratuita

* indicates required




 

Blancorexia: obsesión irracional por tener unos dientes blancos

Blancorexia: obsesión irracional por tener unos dientes blancos

Antes de comenzar con el post… te aconsejamos que eches un vistazo a nuestra intervención en las Noticias de Canal Sur Televisión pulsando aquíPodrás encontrar nuestra intervención, justo a partir del minuto 24.

Y puestos ya en antecedentes, vamos con el post de la semana….

Los dentistas nos mostramos preocupados por el aumento de casos de blancorexia que es la obsesión por tener los dietes blancos y esto es altamente perjudicial para la salud oral.

La blancorexia puede suponer que gente que la sufra se ponga en manos de personas “no cualificadas” para realizar dichos tratamientos y no hacerlo con la supervisión necesaria.

Ante esta emergente moda, el mercado ha puesto a disposición de los ciudadanos numerosos centros y productos de blanqueamiento que no cuentan con la supervisión de un profesional cualificado.

Un tratamiento de blanqueamiento dental requiere la utilización de productos químicos que sin un uso adecuado pueden ser perjudiciales.

El abuso de las sustancias blanqueantes pueden llevar a irritaciones en las encíaspérdida del esmaltecambios de sabor en la lengua, necrosis pulpar y como consecuencia la pérdida del diente.

Únicamente los dentistas pueden garantizar un tratamiento adecuado para cada paciente, cuando es conveniente realizarlo y cuánto tiempo debe pasar entre tratamiento y tratamiento.

Porque el color natural de los dientes no es blanco totalmente, sino que es lo más cercano a un marfil y está asociado a la génetica.

Para evitar tener que recurrir habitualmente al blaqueamiento dental, los dentistas recomendamos evitar el tabaco, el café, las bebidas carbonatadas, el vino, y determinadas salsas.

En cualquier caso recomendamos un blanqueamiento dental bajo control profesional.

Y recordad, por favor….

Únicamente los dentistas pueden garantizar un tratamiento adecuado para cada paciente, cuando es conveniente realizarlo y cuánto tiempo debe pasar entre tratamiento y tratamiento

Solicita tu 1ª Visita Gratuita

* indicates required




 

Cuál es la forma correcta para cepillarnos los dientes

Cuál es la forma correcta para cepillarnos los dientes

Sabemos que cepillarse los dientes es fundamental para la salud bucal, en cambio, no todas las personas lo hacen correctamente. Seguramente, el dentista te habrá recordado en alguna ocasión algunos consejos básicos a la hora de lavarte los dientes, por ello, queremos refrescarte la memoria y enseñarte cuáles son las mejores recomendaciones.

¿Cuál es el modo correcto de cepillarse los dientes?

  • Los especialistas aconsejan que el cepillado dure al menos dos minutos (120 segundos); ya que la gran mayoría de las personas, tanto niños como adultos, no se cepillan los dientes durante tanto tiempo.
  • Para cepillarte correctamente los dientes debes realizar movimientos suaves y cortos (prestando especial atención entra la encía y el diente); debido a que cepillar los dientes posteriores es complicado y se debe hacer hincapié en esta zona.
  • Limpia las superficies externas de los dientes superiores y luego los inferiores. En este sentido, es necesario repetir la acción en varias ocasiones.
  • No olvides limpiar las superficies internas de los dientes superiores y luego las de los dientes inferiores.
  • Cepilla suavemente la lengua para eliminar las bacterias y conseguir un aliento más fresco.

¿Qué cepillo dental utilizo?

La mayoría de los profesionales de la odontología recomiendan en utilizar un cepillo de cerdas suaves, ya que es ideal para eliminar la placa y los restos de alimentos de los dientes. Los cepillos de cabeza pequeña también son recomendados gracias a que llegan mejor a todas las zonas de la boca.

Por otro lado, los cepillos de dientes eléctricos son una buena alternativa, ya que realizan una mejor limpieza, especialmente aquellas personas que tienen dificultados a la hora de cepillarse o destreza manual limitada.

¿Qué pasta de dientes es la más aconsejable?

La elección de la pasta de dientes es más importante de lo que uno cree. Existe una gran variedad de pasta de dientes diseñadas especialmente para prevenir patologías tales como caries, sensibilidad o sarro, entre otros.

Recomendamos que preguntes a tu dentista cuál es la pasta dental que más se ajusta a tus necesidades.

¿Cada cuánto tiempo debo cambiar el cepillo?

El cepillo dental debe ser reemplazado por otro nuevo cuando muestre señales de desgaste o cada tres meses aproximadamente. También es importante cambiar los cepillos de dientes tras haber tenido un resfriado, ya que las cerdas acumulan gérmenes después de cada lavado que pueden provocar una nueva infección.

Solicita tu 1ª Visita Gratuita

* indicates required




Cómo cuidar la salud de tus dientes tras un blanqueamiento

Cómo cuidar la salud de tus dientes tras un blanqueamiento

Apenas necesitas un minuto, basta con 30 segundos. Milésimas de segundo, según aseguran psicólogos profesionales. Esta es la cifra que define el lapso de tiempo que necesitamos para formar una primera impresión cuando conocemos a alguien.

De toda la información que nuestro cerebro analiza en este fenómeno, un 55% corresponde al lenguaje corporal. Expertos en comunicación no verbal afirman que más de la mitad de la información que percibimos de una persona responde a la apariencia, especialmente, a los atributos faciales. De hecho, numerosos estudios aseguran que la sonrisa es el componente más importante en el atractivo de una persona. En Doctores Jiménez llevamos más de 30 años comprobando día a día cómo una buena y bonita sonrisa, es la mejor carta de presentación de cualquier persona.

Antes de entrar a describirte el proceso habitual de higiene, te contaremos someramente en qué consiste el blanqueamiento dental. Es un procedimiento que reduce varios tonos el color original de los dientes. De esta manera, los aclara sin deteriorar las piezas dentales, otorgándoles un aspecto más blanco, limpio y brillante. Una vez que terminas tu tratamiento para blanquear los dientes, es importante que tengas en cuenta estas recomendaciones que te ofrecemos a continuación:

Vigilar tu alimentación

En primer lugar, debes cuidar tu alimentación de manera exhaustiva. Una mala elección puede llegar a ser motivo de fracaso del tratamiento, ya que algunas comidas y bebidas manchan los dientes. Entre otras recomendaciones, el consumo de tabaco destaca en este punto. Fumar es la contraindicación más importante que tu medico te aconsejará a fin de que mantengas más tiempo el blanqueado.

Sigue unas correctas normas de higiene bucal

Crea buenos hábitos a la hora del cepillado. Cepíllate tus dientes al menos tres veces por día, tras cada comida, independientemente de donde te encuentres. Aprovechamos este punto para definir una serie de consejos para que logres un cepillado perfecto:

  • Realiza enjuagues con agua antes del cepillado. Antes de empezar, lávate bien las manos y realiza enjuagues con agua para limpiar tus dientes de los restos de comida más superficiales.
  • Elige bien la pasta dentífrica. Para evitar un trato agresivo a tu dentadura, usa una pasta dental para dientes sensibles. Además, no olvides cambiar el cepillo cada dos o tres meses.
  • Una técnica de cepillado adecuada es imprescindible. Es importante seguir siempre un mismo orden para evitar que se nos olvide cepillar alguna zona. Haz movimientos vibratorios circulares al menos 10 veces en cada lado del diente, tanto en la parte exterior como en la interior. No te olvides de la lengua, así evitarás padecer halitosis.

El mal aliento está vinculado con la presencia de un tipo de placa formada en la lengua. Para evitar este problema, límpiala todos los días.

  • El hilo dental, buen aliado. Después de cada comida, puedes usar el hilo dental como método eficaz para eliminar restos de alimentos que se alojan entre los dientes.
  • Usa enjuagues bucales. El uso de antisépticos debe ser recomendado por el dentista. Pese a ello, emplear colutorios con colorante o clorhexidine está prohibido.
Visita a tu dentista regularmente

Acude a la consulta del dentista con frecuencia. De esta manera, tu médico podrá evaluar el posible desgaste u oscurecimiento del color, así como el estado del esmalte, la encía o la sensibilidad en toda la dentadura.

Solicita tu 1ª Visita Gratuita

* indicates required




7 malos hábitos que están dañando tu salud dental

7 malos hábitos que están dañando tu salud dental

Practicas un buen cuidado dental: te cepillas los dientes todos los días, usas hilo dental con regularidad y visitas al dentista periódicamente. Sin embargo, es probable que cometas algunos hábitos que dañan tus dientes más de lo que crees.

Morderse las uñas

Puede dañar los dientes e impactar tu mandíbula. Colocar la mandíbula durante largos periodos de tiempo en una posición sobresaliente puede ejercer presión sobre ella, lo cual está asociado con una posible disfunción.

Solución: Aplicar sobre las uñas esmalte con sabor amargo podría controlar este mal hábito. Si notas que lo repites, trata de mantener los dedos ocupados.

Excederse en el cepillado de los dientes

Hacerlo durante dos minutos dos veces al día es positivo para tu salud dental. Sin embargo, asegúrate de tener cuidado. El cepillado con un cepillo de dientes muy rígido, o el cepillado demasiado duro, puede dañar los dientes e irritar las encías.

Solución: Utiliza un cepillo de dientes suave que tenga el  sello de Asociación Dental Americana (ADA, por sus siglas en inglés).

Apretar los dientes en exceso

Esto puede fisurar los dientes, causar sensibilidad muscular o dolor en las articulaciones. También puedes sentir que se te dificulta abrir la boca o, incluso, masticar con dolor.

Solución: “Los ejercicios de relajación hacen una importante diferencia. También es útil un protector bucal, ya que se dañarán menos los dientes, e incluso, se dormirá mejor”.

Masticar cubitos de hielo

El esmalte dental, al igual que el hielo, es un cristal. Cuando empujas dos cristales uno contra otro, uno de ellos se romperá. La mayor parte del tiempo el hielo es el que se deshace, pero a veces el diente o el relleno lo hará.

Solución: Bebe bebidas refrigeradas sin hielo.

Comer demasiados alimentos azucarados

Los alimentos azucarados y bebidas exponen tus dientes a las caries. Cuando los consumes, las bacterias producen un ácido que los perjudica.

Solución: Procura comer comidas equilibradas para sentirte más satisfecho durante mayor tiempo. Si necesitas un aperitivo, prueba uno bajo en grasa y azúcar. Si ocasionalmente te complace algo dulce, toma un gran vaso de agua para enjuagar los sobrantes.

Utilizar tus dientes “como si fuesen herramientas”

Cuando lo haces, arriesgas tus dientes a agrietarse, dañar la mandíbula o  tragar accidentalmente algo que no debes. Recuerda: los dientes fueron hechos para comer no para utilizarse como tijeras o sujetar las cosas cuando las manos están llenas.

Solución: Detente y encuentra algo o alguien que te ayude. Tu boca te lo agradecerá.

Cepillarse y enjuagarse los dientes de forma incorrecta

Algunas personas se cepillan los dientes, usan hilo dental y se lavan los dientes regularmente, pero no lo suficiente..

Solución: Cepíllate dos veces al día, y asegúrate de reemplazar tu cepillo de dientes cada tres o cuatro meses.

Solicita tu 1ª Visita Gratuita

* indicates required




5 trucos para enseñar a los niños a lavarse bien los dientes

5 trucos para enseñar a los niños a lavarse bien los dientes

Cuando los niños cumplen dos años, es el momento de enseñarles cómo lavarse sus dientes.

Cuando los niños cumplen dos años ya poseen la mayoría de sus piezas dentales, desde entonces, es muy importante enseñarles cómo lavar y cuidar sus dientes. Este será el tiempo de inculcarle buenos hábitos de higiene dental que perduren para el resto de sus vidas. En un principio necesitarán mucha de nuestra ayuda con esta nueva técnica, y con el paso de los meses se harán expertos e independientes.

A continuación, te entregamos 5 tips para un cepillado de dientes entretenido :

  • Elige un cepillo chico y divertido : Lo principal es comprar un cepillo de dientes de cerdas suaves que sea atractivo. Escoge el color favorito y el dibujo animado predilecto de tu hijo o hija. También deberías comprar un pequeño vaso a tono con el cepillo de dientes.
  • Acompañalo a lavarse los dientes : Hagan de lavarse los dientes una actividad de familia, límpiate los dientes junto a tu hijo o hija. Enséñale los pasos a seguir, primero cepillar la parte interna, después la parte externa y finalmente la parte horizontal con movimientos circulares y delicados.
  • Utiliza una pasta de dientes pediátrica siempre con flúor : Explicale la cantidad de pasta dental que debe usar mediante metáforas visuales, de los dos a los cuatro años los niños deben aplicar una cantidad de pasta del porte del grano de un arroz. Y desde los 4 años, los niños deben aplicar a su cepillo una cantidad del porte de una lenteja.
  • Pon música mientras hagan la limpieza : La música hará de esta una actividad mucho más entretenida, elige una canción y ponla cada vez que se laven los dientes. Esto mantendrá la atención y concentración de niños en esta actividad como si se tratase de un juego..
  • Rutina : El protocolo europeo de higiene dental infantil, recomienda cepillarse los dientes al menos dos veces al día, sobre todo en la noche. Acostumbra a tu hijo o hija a realizar esta actividad por la mañana, después de cada comida y por la noche.

En Doctores Jiménez, somos especialistas en el cuidado e higiene dental de los más pequeños de la casa, consúltanos sin compromiso y te ayudaremos a que crezcan fuertes y sanos

Solicita tu 1ª Visita Gratuita

* indicates required





Qué tipos de cepillos de dientes existen

Qué tipos de cepillos de dientes existen

Tener la mejor de las sonrisas y una salud bucodental perfecta es fácil, sólo hay que prestarle la debida atención. Adquirir unos buenos hábitos y rutinas de higiene, mantener una dieta sana y equilibrada y acudir a citas periódicas con el dentista son las 3 premisas básicas que hay que seguir desde el principio. Es cuestión de proponérselo, no es difícil y requiere un mínimo de esfuerzo y voluntad.

Uno de los protagonistas fundamentales es, sin temor a equivocarnos, el cepillo dental. Sin él nos sería casi imposible conseguir el objetivo anteriormente citado de tener la mejor y más bonita de las sonrisas. Actualmente existen en el mercado infinidad de modelos de cepillos de dientes. Es posible que más de una vez no hayas sabido con cuál quedarte entre una larga fila de muestras.

Lo primero que se debería saber es que no todos son iguales y que sus utilidades pueden ser variadas. No es lo mismo un cepillo con las cerdas blandas que otro que las tenga más duras, ya que sus indicaciones son para tratamientos dentales diferentes. Vamos a hacer una selección de los principalmente utilizados y aclarar sus usos individualmente.

Diferentes tipos de cepillos dentales y sus usos
  • Cepillo de cerdas duras: Son idóneos para dientes sanos y sin ningún tipo de problema. Las cerdas son fuertes y rígidas. Eso sí, no hay que apretar mucho porque se podrían dañar las encías o el esmalte.
  • Cepillo de cerdas medias: En esta variación del cepillo de dientes, las cerdas son un poco menos rígidas que en el anterior y son aptos para boca que tengan cierto tipo de sensibilidad pero muy leve.
  • Cepillo de cerdas suaves: Mucho más blandas que las dos de antes y producen una fricción suave y menos erosiva. Ideales para bocas con problemas y muy sensibles.
  • Cepillo de dientes para niños: Suelen estar hechos con un cabezal más pequeño y con las cerdas más suaves que en los cepillos para adultos.
  • Cepillo de dientes para intervenciones post quirúrgicas: Como bien dice su nombre, son unos cepillos confeccionados expresamente para aquellos pacientes que se han sometido a una operación bucodental y necesita un tratamiento específico y un extra de suavidad.
  • Cepillo de dientes para ortodoncia: La característica principal que los define es la hilera de cerdas central que es más corta para poder acceder y limpiar mejor los brackets.
  • Cepillo periodontal: Dispone de dos tiras de cerdas y se suele usar para tratar infecciones como la gingivitis. También es apto para los niños que llevan una ortodoncia y les facilite un correcto cepillado en los brackets.
  • Cepillo dental interproximal: Este modelo es para limpiar con profundidad el espacio interproximal entre los dientes. Sobre todo si se tiene un puente de porcelana o dientes ferulizados. Los grosores se deben escoger entre el tamaño que se tenga de espacio.
  • Cepillo dental eléctrico: Han sido toda una revolución y cada vez van cobrando un mayor número de adeptos. Disponen de 3 tipos de movimientos (vertical, horizontal y arqueado) por lo que son más que útiles para tener una limpieza casi perfecta.

Como se puede observar la oferta es tan variada que seguramente es difícil acertar. Por eso recurrir a la consulta del dentista es una de las soluciones a dicha pregunta. Él te puede ofrecer todos los consejos sobre qué cepillo de dientes es el más adecuado para tu necesidad.

De todos modos, también cabe recordar que como en todo aparato que tengamos para nuestra higiene personal hay que seguir con ellos una serie de medidas, como la de cambiar el cepillo cada 3 o 4 meses porque las cerdas se van desgastando. Después de una enfermedad infecciosa también es recomendable sustituir el cepillo de dientes ya que éste puede quedarse con restos de dicha enfermedad y pasar de nuevo esa infección. Estos consejos también se deben aplicar a los cabezales de los cepillos eléctricos, porque sus cerdas son como la de los manuales.

No olvides que en Doctores Jiménez, contamos con los mejores profesionales para el servicio y cuidado de tu salud e higiene dental. Te esperamos con los brazos abiertos!!

Solicita tu 1ª Visita Gratuita

* indicates required