Cómo cepillar los dientes con brackets

Cómo cepillar los dientes con brackets

La ortodoncia sirve para mucho más que mejorar la sonrisa. También participa activamente en la corrección de los dientes apiñados y desalineados. Esta función es clave porque una mordida irregular (también llamada “maloclusión”) puede derivar en otros problemas, como la limpieza desigual de la placa en los dientes mal alineados, que puede causar inflamación gingival y caries.

Saber cómo cepillarse los dientes con brackets para cuidarlos correctamente sirve para mantenerlos en buen estado y proteger los dientes que hay debajo, además de hacer que la experiencia de llevarlos sea más agradable. Aprender lo esencial sobre sus cuidados te ayudará a seguir los consejos de tu profesional dental para mantener unos dientes y encías sanos mientras dure el tratamiento.

La limpieza de brackets debe ser minuciosa para evitar que la placa bacteriana quede atrapada dentro y a su alrededor. El siguiente método facilita y simplifica el cepillado y el uso de hilo dental diario.

Prepárate para cepillarte

Retira las gomas y demás partes móviles del aparato.

Limpia los brackets

Sujeta el cepillo en un ángulo de 45 grados para limpiar alrededor del alambre y los ganchos de los brackets. Cepilla desde la parte superior de los alambres hacia la inferior. Asegúrate de que has eliminado toda la placa e impurezas, y de que has recorrido todas las zonas de la parte inferior y superior.

Cepíllate los dientes

Lava cada diente de forma individual. Primero, sitúa el mango en un ángulo de 45 grados con respecto a la línea de las encías; a continuación, presiona suavemente mientras describes un movimiento circular. Hazlo durante 10 segundos. Realiza el mismo movimiento por las superficies interna y externa de los dientes inclinando el cepillo para llegar mejor a la parte interior de los dientes frontales más pequeños.

Utiliza seda dental una vez al día

Pídele al dentista que te enseñe a utilizarla correctamente o sigue las instrucciones del envase del producto. Quizás te interese probar un producto de limpieza con hilo dental específico para ortodoncias y tareas ortodónticas, como el enhebrador de hilo dental.

Enjuágate y revisa tus dientes

Enjuágate bien con agua o enjuague bucal y examina tus dientes y la ortodoncia en el espejo.

Durante el tiempo que dure tu tratamiento ortodóntico, tendrás que visitar regularmente al ortodoncista para que ajuste el aparato. Tras el ajuste, podrías sentir tensión e incluso una ligera molestia. Si las molestias o el dolor no desaparecen pronto o se intensifican demasiado, consulta con tu ortodoncista. Comunícale inmediatamente cualquier duda sobre el aparato y los problemas con las piezas rotas.

Es importante que también sigas visitando periódicamente al dentista durante el tratamiento ortodóntico. Las revisiones rutinarias son necesarias para controlar la aparición de caries y los signos de enfermedad gingival. Además, tu dentista o higienista dental podría someterte a frecuentes tratamientos con flúor para aumentar la protección de la superficie de los dientes frente a las caries mientras lleves los brackets.

Tu profesional dental controlará tus técnicas de cuidado bucal en casa y te recomendará cambios cuando sea necesario. Como siempre, asegúrate de cumplir las indicaciones sobre cómo cepillarse los dientes con ortodoncia.

Solicita tu 1ª Visita Gratuita

* indicates required