Cómo cuidar la salud de tus dientes tras un blanqueamiento

Cómo cuidar la salud de tus dientes tras un blanqueamiento

Apenas necesitas un minuto, basta con 30 segundos. Milésimas de segundo, según aseguran psicólogos profesionales. Esta es la cifra que define el lapso de tiempo que necesitamos para formar una primera impresión cuando conocemos a alguien.

De toda la información que nuestro cerebro analiza en este fenómeno, un 55% corresponde al lenguaje corporal. Expertos en comunicación no verbal afirman que más de la mitad de la información que percibimos de una persona responde a la apariencia, especialmente, a los atributos faciales. De hecho, numerosos estudios aseguran que la sonrisa es el componente más importante en el atractivo de una persona. En Doctores Jiménez llevamos más de 30 años comprobando día a día cómo una buena y bonita sonrisa, es la mejor carta de presentación de cualquier persona.

Antes de entrar a describirte el proceso habitual de higiene, te contaremos someramente en qué consiste el blanqueamiento dental. Es un procedimiento que reduce varios tonos el color original de los dientes. De esta manera, los aclara sin deteriorar las piezas dentales, otorgándoles un aspecto más blanco, limpio y brillante. Una vez que terminas tu tratamiento para blanquear los dientes, es importante que tengas en cuenta estas recomendaciones que te ofrecemos a continuación:

Vigilar tu alimentación

En primer lugar, debes cuidar tu alimentación de manera exhaustiva. Una mala elección puede llegar a ser motivo de fracaso del tratamiento, ya que algunas comidas y bebidas manchan los dientes. Entre otras recomendaciones, el consumo de tabaco destaca en este punto. Fumar es la contraindicación más importante que tu medico te aconsejará a fin de que mantengas más tiempo el blanqueado.

Sigue unas correctas normas de higiene bucal

Crea buenos hábitos a la hora del cepillado. Cepíllate tus dientes al menos tres veces por día, tras cada comida, independientemente de donde te encuentres. Aprovechamos este punto para definir una serie de consejos para que logres un cepillado perfecto:

  • Realiza enjuagues con agua antes del cepillado. Antes de empezar, lávate bien las manos y realiza enjuagues con agua para limpiar tus dientes de los restos de comida más superficiales.
  • Elige bien la pasta dentífrica. Para evitar un trato agresivo a tu dentadura, usa una pasta dental para dientes sensibles. Además, no olvides cambiar el cepillo cada dos o tres meses.
  • Una técnica de cepillado adecuada es imprescindible. Es importante seguir siempre un mismo orden para evitar que se nos olvide cepillar alguna zona. Haz movimientos vibratorios circulares al menos 10 veces en cada lado del diente, tanto en la parte exterior como en la interior. No te olvides de la lengua, así evitarás padecer halitosis.

El mal aliento está vinculado con la presencia de un tipo de placa formada en la lengua. Para evitar este problema, límpiala todos los días.

  • El hilo dental, buen aliado. Después de cada comida, puedes usar el hilo dental como método eficaz para eliminar restos de alimentos que se alojan entre los dientes.
  • Usa enjuagues bucales. El uso de antisépticos debe ser recomendado por el dentista. Pese a ello, emplear colutorios con colorante o clorhexidine está prohibido.
Visita a tu dentista regularmente

Acude a la consulta del dentista con frecuencia. De esta manera, tu médico podrá evaluar el posible desgaste u oscurecimiento del color, así como el estado del esmalte, la encía o la sensibilidad en toda la dentadura.

Solicita tu 1ª Visita Gratuita

* indicates required