6 alimentos y bebidas que pueden estar dañando tus dientes

6 alimentos y bebidas que pueden estar dañando tus dientes

La principal causa de las caries, que son básicamente orificios en los dientes, es el ácido que se encuentra en los dientes y desgasta el esmalte con el tiempo. Los alimentos, desde los dulces azucarados hasta los hidratos de carbono a base de almidones, se disuelven en azúcares que se convierten en ácido corrosivo en la boca, y atacan a los dientes y debilitan su fuerte carilla. Para mantener los dientes fuertes y el esmalte intacto, evita estos alimentos dañinos o, cuando es absolutamente necesario ceder, asegúrate de enjuagarte la boca dos veces al día con un enjuague bucal que limpie la placa o de cepillarte los dientes.

En alguna ocasión ya os hemos comentado algunos consejos para mantener una correcta y buena salud bucal, y en la misma línea, hoy os traemos información sobre 6 alimentos y bebidas que debemos evitar en la medida de lo posible si queremos lucir una sonrisa sana y reluciente:

Bebidas ácidas

Los zumos, las bebidas energizantes y todas las gaseosas (incluidas las dietéticas) están llenos de azúcar y ácido, lo que representa malas noticias para los dientes. Si deseas beber algo que no sea agua, busca marcas que no tengan azúcares agregados o agrega un poco de frutas o verduras, como sandías o pepinos, al agua simple de antaño para obtener un sabor refrescante que sea menos perjudicial. También considera diluir el jugo con agua para que sea menos perjudicial para los dientes.

Caramelos

Como podrías adivinar, los caramelos azucarados y duros como una piedra que chupas durante un largo tiempo, o que rompes en pedazos con los dientes, hacen un hueco grave en el esmalte y ponen en peligro la salud de los dientes. Los caramelos están llenos de azúcar que se adhiere a los dientes y tarda un largo tiempo en disolverse, lo que expone a las encías y a los dientes al azúcar perjudicial.

Pasteles y dulces en general

Este gusto, o cualquier otro dulce que contenga una gran cantidad de azúcar, representan un problema para los dientes. Los dulces pegajosos son los peores agentes responsables, e incluso las frutas secas, como los albaricoques secos, pueden ser una molestia para el esmalte dental. Los alimentos que se adhieren fácilmente a los dientes y se meten entre las encías y los dientes permiten que los azúcares ataquen el esmalte y sean difíciles de quitar. Limita la cantidad de dulces que consumes, y cuando lo hagas, trata de cepillarte los dientes después para minimizar el daño.

Pasta

Los alimentos a base de almidones, como las pastas, el arroz e incluso las papas, dañan los dientes porque se metabolizan en azúcares que producen ácidos que desgastan el esmalte dental.

Hielo

Masticar hielo y otras sustancias duras potencialmente puede romper tu esmalte, dejando expuestos los dientes. También deben evitarse otros hábitos perjudiciales que involucran a la boca, como abrir botellas y bolsas de papas fritas con los dientes.

Frutos secos duros

Además de que es posible que se raje el esmalte, masticar frutos secos duros también puede dañar los implantes dentales, las dentaduras postizas y los aparatos de ortodoncia. Intenta comer trozos más pequeños de frutos secos particularmente si son duros, o comer frutos secos molidos en mantequillas o productos para untar, como mantequilla de anacardo.

Solicita tu 1ª Visita Gratuita

* indicates required