Por qué debemos usar hilo dental en nuestra higiene diaria

Por qué debemos usar hilo dental en nuestra higiene diaria

Generalmente, cuando los dentistas preguntamos a nuestros pacientes si utilizan hilo dental, la respuesta suele ser negativa. El hilo dental no es muy utilizado normalmente, sin embargo es una gran ayuda en cuanto a la eliminación del sarro y de placa bacteriana entre los dientes, lo cual favorece la prevención de caries, mal aliento (halitosis), etc…

A continuación veremos las ventajas que nos aporta el uso del hilo dental.

¿Qué es el hilo dental?

El hilo dental o seda dental es un conjunto de filamentos unidos que se utiliza para retirar pequeños trozos de comida y la placa bacteriana formada entre los dientes.

El hilo dental está compuesto por delgados filamentos de plástico o nylon y puede estar protegido por una capa de cera para hacer que resbale más dando más seguridad a la hora de su utilización.

¿Qué tipo de hilos dentales hay?

Existen cuatro tipos de materiales para la creación de la seda dental, que dan lugar a distintos “tipos” de seda dental:

  • Superfloss: Se utiliza exclusivamente cuando se tiene implantes dentales en la boca, pues con este material no se dañan los implantes.
  • Goterex: Es un material muy resistente por tanto es muy difícil su rotura mientras lo estamos utilizando.
  • Ultrafloss: Fabricado con nylon con un segmento de estructura esponjosa que hace que según la tensión que empleemos cambiará su grosor.
  • Vitis suave: El hilo dental tiene una capa de cera que hace que resbale más por la superficie de los dientes evitando así provocarnos lesiones.

Ventajas del hilo dental

  • Disminuye considerablemente la cantidad de bacterias que producen caries y enfermedades de las encías.
  • Elimina restos de alimentos que se quedan en nuestros dientes y nos producen mal aliento.
  • Limpia zonas a las que el cepillo no llega.
  • Para un correcto uso de la seda dental se necesita practica por eso un uso diario es fundamental para aprender.
  • Combinado el cepillado, el uso del hilo dental y un enjuagado te ayudará a mantener una fantástica higiene dental.

¿Cómo es su correcto uso?

  • Debemos cortar un trozo de unos 40 cm aproximadamente y se enrolla cada extremo en tus dedos (índice o anular).
  • Le daremos tensión a la seda dental y lo pasaremos de arriba a abajo entre lo dientes.
  • Debemos llegar hasta el final del diente pero con cuidado de no dañar nuestras encías.
  • Ve cambiando de posición el hilo dental según cambies de diente.
  • Al ir sacando el hilo o seda dental debes hacerlo de la misma manera de atrás hacia adelante.