Cómo cepillarse los dientes correctamente

Cómo cepillarse los dientes correctamente

¿Pasas horas enfrente del televisor pero siempre te da flojera darle 15 minutos al cuidado de tu boca? Sigue estos sencillos tips y tú y los que te rodean notarán una enorme diferencia en el aspecto de tu boca.

1. Cepilla tus dientes al menos dos veces al día, en la mañana y en la noche. Recuerda que cepillar los dientes antes de ir a la cama es una de las acciones más importantes para gozar de una vida saludable. Si lo haces todas las noches evitarás padecer muchas infecciones y problemas de salud.

2. Utiliza un cepillo dental suave, que de preferencia tenga una forma redondeada en las puntas de las cerdas y que la cabeza sea lo suficientemente pequeña como para alcanzar todas las zonas de los dientes y boca. Reemplaza tu cepillo cada 3 o 4 meses.

3. Coloca el cepillo en un ángulo de 45 grados, exactamente donde los dientes se encuentran con las encías. Ejerce presión con firmeza y gentilmente mueve el cepillo de arriba a abajo realizando movimientos circulares. No frotes mucho. Un cepillado con mucha fuerza puede separar las encías de los dientes y esto podría rayar su esmalte.

4. Cepilla toda la superficie de los dientes, lengua y mejillas. Pon especial atención al frente de los dientes y a toda la superficie de las muelas.

5. Cepilla muy bien tu lengua de atrás para adelante. Algunas personas agregan un poco de pasta de dientes sobre el cepillo para hacerlo. Cepillar la lengua ayuda a prevenir la placa bacteriana que es la causante del mal aliento. Algunos cepillos ya tienen cerdas o material específico para usarse sobre esta zona.

6. Utiliza hilo dental al menos una vez al día. El tipo de marca que elijas no es muy significativo. Escoge una marca y un sabor que sean de tu agrado.

7. Existen muchas técnicas para hacer un buen uso de hilo dental. Una de las más fáciles consiste en cortar un pedazo de hilo de aproximadamente 30 cm y hacerle un nudo al final uniendo los dos extremos para formar un círculo. Esto te será de ayuda al momento de pasar el hilo entre los dientes y evitar que te lastimes las encías tratando de alcanzar los lugares más lejanos.

8. Con mucho cuidado utiliza el hilo dental entre los dientes hacia las encías. Procura doblar el hilo entre cada diente formando la forma U y deslízalo de acuerdo a la forma de tus encías de arriba a abajo para remover la placa formada. Si tus encías sangran un poco al hacerlo, la sangre ira desapareciendo con el tiempo cuando tus encías sean más saludables.

Y recuerda!!. Revisa el estado y la salud de tus dientes siempre en Centro Dental Doctores Jiménez

Solicita tu 1ª Visita Gratuita

* indicates required





Las claves de un cepillado dental perfecto

Las claves de un cepillado dental perfecto

Mantener una correcta salud dental se consigue visitando al dentista una vez al año como mínimo y siguiendo las 7 claves imprescindibles para un cepillado dental perfecto diario. Teniendo en cuenta las siguientes recomendaciones de nuestros expertos odontólogos a la hora de cepillarse los dientes, evitaremos posibles problemas dentales y disfrutarás de una correcta higiene bucal.

En Doctores Jiménez, llevamos más de 30 años cuidando de ti y tu higiene dental, por eso te ofrecemos y facilitamos estas 7 claves que te ayudarán a mantener una boca sana y perfecta.

1. Cepillarse tres veces al día

Hay que realizar un buen cepillado después de cada comida para eliminar los restos de alimentos y la placa bacteriana, evitando así que se acumule sarro a causa de la masticación y que éste pueda causar problemas bucales a largo plazo. Todos los cepillados dentales son importantes, pero sin duda, el de la noche no debe faltar, así se conseguirá que mientras se duerme la boca esté sana y libre de infecciones.

2. Siempre el mismo recorrido en el cepillado

Existe una manera adecuada de usar el cepillo de dientes para no dañar la boca. Hay que colocar el cabezal del cepillo en posición horizontal sobre la encía superior, con una inclinación de 45º sobre los dientes. Así se podrán realizar correctos movimientos verticales de arriba a abajo y viceversa cubriendo la encía, el diente y la unión de ambos. (Los movimientos horizontales pueden dañar las encías).

En la zona de masticación el cepillado dental debe hacerse en sentido horizontal y con movimientos cortos de atrás a delante. Lo correcto es llevar a cabo movimientos pequeños de vibración o circulares, sin aplicar mucha presión con el mango, para que los filamentos del cepillo no se desplacen bruscamente de su trayectoria y dañen la encía. En los dientes anteriores, por la cara lingual, se debe realizar con el cepillo colocado verticalmente.

3. No sólo cepillar los dientes

Hay que tener en cuenta que también hay que cepillar la lengua y las mejillas. En el caso de la lengua, cepillar desde atrás hacia delante para arrastrar restos de comida, células descamadas, mucosidades, bacterias, etcétera, ayudando así a prevenir la placa bacteriana que causa el mal aliento. El cepillado dental debe durar aproximadamente 3 minutos y terminar con un enjuague suave para eliminar los restos.

4. Estado del cepillo

  • Antes de cepillar: Conviene utilizar un cepillo suave y adecuado a cada tipo de encía, con las puntas de las cerdas redondeadas y una cabeza pequeña para llegar a todas las zonas, así se adaptan mejor a la anatomía dental y no son abrasivos.
  • Después del cepillado: Una vez terminado el cepillado, hay que lavar y secar bien el cepillo de dientes, conviene guardarlo en un lugar seco y no junto a otros cepillos para que no se llenen de bacterias.

El cepillo dental hay que cambiarlo cada 3 o 4 meses ya que si se desgasta su uso no tiene efecto. También hay que cambiarlo si se ha estado enfermo, una vez recuperado y evitar así que haya restos del virus en el cepillo. Ante todo, nunca hay que compartir el cepillo de dientes con nadie, es un objeto intransferible.

5. Complementar el cepillado con enjuague bucal e hilo dental

Al menos una vez al día. Hay que saber utilizar adecuadamente el hilo dental, usar un trozo de unos 30 cm para pasarlo entre los espacios interdentales despacio para remover y sacar la placa formada. Hay que realizar los movimientos con cuidado evitando dañar las encías llegando a lugares más difíciles de alcanzar.

6. Controlar el consumo de alimentos azucarados

Y cuando se coman, cepillarse los dientes para evitar posibles caries. Así como productos muy fríos o calientes que puedan causar daños en las encías.

7. Sangrado

Si durante el cepillado dental se nota un sangrado de encías o dolores bucales, lo mejor es consultar a un odontólogo para evitar posibles enfermedades periodontales y atajar problemas que afecten a la correcta salud bucodental.

8 consejos para mantener los dientes sanos de los más pequeños de la casa

8 consejos para mantener los dientes sanos de los más pequeños de la casa

Es fundamental que desde pequeñitos les inculquemos que tener una boca en condiciones es muy importante para su salud. Si adoptan desde ya hábitos de higiene y cuidado diarios, conseguiremos que los mantengan durante toda la vida. Siguiendo estos consejos lograremos que ganen en salud dental y se conviertan en personas sanas y fuertes a nivel de higiene:

1) Cepillarse los dientes al levantarse, antes de ir a la cama y después de comer. A veces saltan el cepillado de la noche porque tienen mucho sueño, pero es el más importante, pues las bacterias que se alojan en la boca actúan especialmente por la noche. Es esencial que se van a la cama con la boca limpia.

2) Evitar alimentos con exceso de azúcares como chuches, helados, caramelos, refrescos azucarados, zumos envasados etc… Además de estar asociados a la obesidad infantil, el azúcar presente en estos alimentos deterioran el esmalte, erosionándolo y favoreciendo la aparición de caries dental. Evitar o reducir su consumo a ocasiones especiales.

3) En el caso de comer dulces entre comidas, cepillarse los dientes inmediatamente después para evitar el riesgo de caries.

4) Visitar regularmente al odontólogo. Las revisiones deberían ser cada seis meses para controlar la posición de los dientes, la caída de las piezas de leche y la erupción de los definitivos. También para comprobar si hubiese caries o aplicar selladores para minimizar su aparición. Después del verano es una época ideal para hacerlo.

En Centro Dental Doctores Jiménez, disponemos de la cobertura de servicios ideal para una completa y correcta revisión dental

5) Ayudarles con el cepillado. Muchas veces confiamos en su buen hacer y luego nos llevamos sorpresas desagradables.

6) Utilizar enjuague bucal con bajas dosis de flúor en niños más mayorcitos, que ya sepan escupir. La pasta dental, igual, con flúor pero sin abusar, sólo para los mayores.

7) Beber agua para evitar la sequedad bucal: al tener la boca seca aumenta la producción de saliva, lo que provoca la pérdida de sus propiedades lubricantes.

8) Una dieta sana es el aliado ideal de una boca sana. No sólo evitar alimentos azucarados sino consumir alimentos que fortalezcan los dientes, principalmente lácteos, verduras y frutas.

Son 8 consejos sencillos, útiles y que con total seguridad repercutirán muy positivamente en la salud e higiene dental de los más pequeños del hogar.