Enfermedad periodontal. Cómo saber si tus dientes están en peligro

Enfermedad periodontal. Cómo saber si tus dientes están en peligro

La periodontitis es una enfermedad que afecta a los tejidos que rodean el diente, el hueso y la encía. Es una enfermedad bacteriana, crónica y mutilante ya que termina con la pérdida de los dientes.

Síntomas más frecuentes

Los síntomas de la enfermedad periodontal son:

– Sangrado de las encías.
– Encías separadas.
– Sensación de dientes flojos.
– Mal aliento persistente.
– Cambio en la mordida.
– Cambio en el ajuste de las dentaduras parciales.

Causas que provocan la enfermedad periodontal

Las causas que producen periodontitis son:

– Bacterias patógenas.
– Factores genéticos.
– Consumo de alcohol.
– Consumo de tabaco.
– No cepillarse los dientes.
– Tener los dientes mal alineados.
– Consumir ciertos medicamentos.
– Enfermedades como al diabetes.

Evita la caída de los dientes manteniéndolos saludables

Para evitar la enfermedad periodontal y con ella la pérdida de los dientes es fundamental tener la boca saludable. Para ello debes lavarte los dientes al menos dos veces al día y utilizar con regularidad el hilo dental y los cepillos interdentales. Es recomendable utilizar estos accesorios al menos por la noche.

Sigue una dieta equilibrada y trata de eliminar el consumo de tóxicos como puede ser el tabaco.

Identifica el riesgo en tu propia boca

Las personas que sufren periodontitis o que tienen riesgo de sufrirla presentan enrojecimiento e inflamación en algunas zonas de las encías. Si se separan de los dientes puede ser que estén afectadas.

Otra señal de periodontitis es el sangrado de las encías. El sangrado suele coincidir con las zonas donde se acumula más sarro.

Es muy importante que prestes atención a todos estos síntomas porque a largo plazo pueden acabar con la pérdida de los dientes.

Solicita tu 1ª Visita Gratuita

* indicates required





Cómo prevenir la enfermedad periodontal

Cómo prevenir la enfermedad periodontal

La afectación que sufren las encías por cuenta de una enfermedad periodontal puede prevenirse. Aquí encontrarás recomendaciones que te ayudarán a evitar este trastorno en tu boca, así como mantener la salud oral en general.

Higiene oral adecuada

La acumulación de placa bacteriana y sarro que causan la enfermedad periodontal puede evitarse mediante apropiados hábitos de higiene oral, esto incluye una adecuada técnica de cepillado y el uso de la seda dental.

Hay casos en los que es mucho más agresiva la enfermedad en niños y en adolescentesque en pacientes adultos.

Incluso, la higiene con el cepillo y la seda dental debería ser suficiente para controlar la enfermedad cuando se encuentra en una etapa inicial. Así, el paciente que tiene solo inflamación, debe cepillarse con movimientos muy precisos, yendo siempre hacia abajo con las cerdas, mover la muñeca antes que con los dedos el cepillo; la seda dental debe abrazar el diente que se va a limpiar y hacer un barrido del mismo zona por zona, hacia atrás y hacia adelante.

Asimismo, debes estar pendiente cuando las cerdas empiezan a abrirse. En ese estado el cepillo no resulta apropiado para remover la placa bacteriana, por eso debes cambiarlo prontamente.

Visita periódica al odontólogo

Esta práctica contribuye a que mantengas una cultura de prevención. El control odontológico no necesariamente tiene que ser periodontal, pero la visita al odontólogo una vez al semestre nos puede llevar a detectar varias cosas no solamente a nivel periodontal sino anivel muscular en el desarrollo en niños y en adolescentes de desarrollo maxilofacial.

A los niños en las consultas de odontopediatría se les puede tomar radiografías periódicas, realizarles un control de placas y enseñarles un adecuado cepillado y uso de la seda dental.

Asimismo, en estas visitas el odontólogo define la regularidad para realizar una limpieza profesional e incluso solicitar que te realicen una radiografía, pues en muchos casos hay una enfermedad periodontal que no se manifiesta clínicamente.

Consulta antes de iniciar un tratamiento de ortodoncia

Si estás planeando iniciar un tratamiento de ortodoncia es importante que antes recibas una valoración periodontal.

Con esa consulta pueden valorar el estado de las encías, su grado de inflamación y establecer si pueden soportar el procedimiento. Durante el tratamiento también debes visitar al periodoncista cada 3 ó 4 meses para hacer un programa de mantenimiento periodontal que te va a llevar a una salud gingival y ósea ya que de esta manera, es posible detectar inflamación y tomar medidas para que no avance.

Igualmente, hay que consultar con el periodoncista con anterioridad en caso que el tratamiento sea de restauración; es fundamental que el rehabilitador tenga en cuenta el aspecto periodontal.

No fumar

El tabaquismo está relacionado como un factor de riesgo para que una persona desarrolle la enfermedad periodontal, según investigaciones. En las personas fumadoras se favorece la acumulación de bacterias que causan la inflamación de las encías.