Cómo mantener tus dientes siempre blancos

Cómo mantener tus dientes siempre blancos

Cada persona tiene un color de dientes distinto y con el paso del tiempo a todo el mundo se le oscurecen los dientes. Hoy en día la publicidad nos bombardea continuamente con productos que nos venden como milagrosos para que nuestros dientes vuelvan a ser blancos como los de un bebé.

El color de los dientes viene asociado a la genética pero este cambia con el tiempo. Los dientes de leche no tienen el mismo color que los dientes permanentes ya que tienen menos concentración de dentina y por ello son más blancos. En cambio, los dientes definitivos tienen un color ligeramente amarillento y son más oscuros cuanto más cerca están de la encía. Con el paso de los años, el esmalte de los dientes se va desgastando y va apareciendo el color amarillento de la dentina.

Manchas en los dientes

Las manchas de los dientes pueden ser de dos tipos: internas y externas.

Las internas se producen en la formación del diente y pueden ser generalizadas o aisladas en un solo diente. Hoy en día se sabe que haber tomado tetraciclina durante la infancia es la causa de las manchas en muchos dientes. Otra causa de la aparición de manchas en los dientes es la fluorosis o el consumo de mucho flúor. Las manchas internas también pueden estar ocasionadas por la falta de vitaminas y por la aparición de caries.

Las manchas externas se producen por fuera del diente y pueden ser debidas a la alimentación, al tabaco o al café.

Causas de las manchas en los dientes

Existen alimentos y bebidas que están en continua lucha con la blancura de nuestros dientes porque contienen sustancias que se pegan al esmalte dental. Los alimentos muy ácidos erosionan el esmalte dental y facilitan la aparición de manchas. Si quieres tener unos dientes blancos debes evitar la siguiente lista de alimentos:

  • Café y Te: los dos tienen taninos y su consumo continuado puede causar manchas en los dientes. Si tomas té es mejor que tomes té blanco o rojo y evites el negro.
  • Vino: el vino también contiene taninos, pero además aporta acidez que ayuda a erosionar el esmalte. Desconfía asimismo del vino blanco pues aunque no tiene color también tiene taninos y la misma acidez que el tinto.
  • Verduras de color oscuro: este tipo de verduras pueden manchar tus dientes.
  • Las frutas: sobre todo los cítricos cuyo ácido estropea el esmalte de los dientes.
  • Las bebidas de cola: estas tienen colorantes que manchan la dentadura.
  • El vinagre: por la acidez que tiene que daña a los dientes.
  • La salsa de soja y la de tomate: estas salsas contienen colorantes que afectan al color de los dientes.
  • Zumos con frutos rojos: como pueden ser los jugos de mora y arándanos que dañan el blanco de la dentadura.

Consejos para conseguir unos dientes blancos

Para conseguir que tus dientes permanezcan blancos debes tener una buena higiene dental y visitar al dentista periódicamente para que pueda eliminar cualquier mancha antes de que debilite el esmalte.

En Doctores Jiménez aconsejamos pedir cita previa y acudir a consulta ante cualquier síntoma de posible problema dental. La prevención es fundamental para mantener nuestros dientes siempre en perfecto estado de salud y revista.

También tienes que consumir frutas y verduras duras y fibrosas como pueden ser la manzana o la zanahoria y productos lácteos como el queso y los yogures naturales. El queso curado aumenta la cantidad de saliva y evita la acción corrosiva de los ácidos en los dientes.

Es aconsejable ingerir alimentos sin color como el arroz, la pasta, el pescado o el chocolate blanco. Además, los chicles sin azúcar te ayudan a tener los dientes blancos ya que masticar este tipo de chicles favorece la producción de saliva y los edulcorantes que contiene no favorecen la aparición de caries. Lo que nunca debes hacer es fumar porque el tabaco perjudica gravemente el color de tu dentadura.