Mitos y leyendas acerca de los implantes dentales

Mitos y leyendas acerca de los implantes dentales

Reír tranquilo, luciendo una dentadura perfecta, es para algunos algo normal. Para otros, esto es sólo posible a través de los implantes dentales. Hoy, en nuestro post, queremos compartiros aquellas realidades, mitos y falsas leyendas acerca de dichos implantes.

Realidades de los implantes dentales

Un implante dental es un cono o cilindro de titanio con rosca externa o liso, que se introduce en el hueso sustituyendo la raíz del diente perdido. Está recubierto por distintas sustancias para permitir la oseointegración (unión del implante al hueso).

Los implantes dentales se colocan en el maxilar a través de una intervención con anestesia local y actualmente se utiliza ampliamente en la odontología moderna.

Si la persona no ha cuidado sus dientes y no tiene intención de modificar sus hábitos de cepillado e higiene, el pronóstico del implante es negativo. Si perdió sus dientes por paradentosis o periodontitis, se deberá evaluar el caso.

Si en cambio fue por caries o traumatismo, y el nivel de higiene es el adecuado, el pronóstico es favorable.

En Doctores Jiménez, uno de los principales referentes del sector dental en Sevilla, nuestra tasa de efectividad y satisfacción de los clientes con sus tratamientos e implantes dentales está en primera línea respecto de otras clínicas con servicios similares. Además, y sólo por tiempo limitado, contamos con tarifas y promociones especiales para que puedas acceder a tus implantes y destaques dentales sin que ello suponga un esfuerzo excesivo para ti y tu bolsillo. 

Mitos de los implantes dentales

• Los implantes dentales puede producir reacción alérgica o rechazo.

En realidad no existe la alergia al titanio. Lo que puede ocurrir es que no se logre oseointegración, es decir que el implante dental no se suelde con el hueso. Afortunadamente ocurre en muy pocos casos, del 0,3% al 3% de los casos aproximadamente. Cuando la oseointegración ocurre el implante queda fijo y muy firme, cumpliendo funciones de un diente o molar natural, para que esto suceda hay que esperar de 4 a 6 meses.

• Los implantes dentales son sólo para gente mayor que ya perdió su dentadura.

Cualquier persona que tenga su dentición desarrollada (a partir de los 18 años) puede tener un implante dental aunque “hay que merecerlo”. Cada persona que invierte tiempo y ganas en esto, debe ser consciente de que hay que mantener metódicos hábitos de higiene.

• Quienes sufran ciertas enfermedades no pueden tener implantes dentales.

Ni siquiera en casos de diabetes, periodontitis, hipertensos, osteoporosis, enfermos cardíacos hay limitaciones. Pero siempre se busca que la persona esté compensada y se pide autorización escrita al médico que atiende su caso. También se han colocado implantes dentales en pacientes que han sido irradiados por carcionomas, sin que se presentaran dificultades ni problemas luego de una metódica anamnesis y análisis de datos.

Mentiras acerca de los implantes dentales

La colocación de implantes dentales tiene un alto costo porque es sumamente cara la adquisición de stock de piezas para colocarlos, así como los elementos y materiales que se utilizan antes y durante la cirugía de aplicación. Un valor agregado significativo es la capacitación del profesional, quien debe realizar constantemente cursos de actualización en el tema. De él y de sus conocimientos depende el éxito del diagnóstico y tratamiento.

El costo de los implantes dentales también es representativo en aquellos que cumplen todos los requisitos internacionales de control de calidad, en tratamientos de superficie, esterilización, compatibilidad de las partes y disponibilidad de stock en el país y el exterior.

Cuando una persona opta por colocarse un implante dental y cambia su lugar de residencia o de profesional, es importante que sepa que tipo de conexión tiene el implante, y si esa conexión es estandar o especifica de una determinada marca de implantes dentales.